viernes, 13 de diciembre de 2013

Mudanza de blog. Mi nueva página

Queridos todos ¡me mudé! Por un lado estoy emocionada de toda una página nuevita para mí, por otro, la nostalgia de Blogger y todo lo divino que fue este tiempo. Estoy escribiendo mi último post, el que cierra una etapa que me encantó vivir  y no quiero ponerme triste. Así que voy a dejar abierto este blog para quien quiera visitarlo e invitarlos a mi nueva casa.

Los espero en: www.papersome.com.

Un gran abrazo para todos,
Patricia

jueves, 26 de septiembre de 2013

El camino de la fotografía

La fotografía es cautivante. Dispara directo sobre las emociones. Si hay talento, si un fotógrafo es  bueno, cuenta historias, narra sin palabras y muchas veces sugiere reflexiones.
Causa un efecto de impacto en nosotros. Sin que importe el campo al que se dedique, ya sea documental, informativo o creativo, nos comunica su percepción valiosa, íntima y única. Un buen fotógrafo estimula con su estilo, una imaginación con sello propio  y una habilidad increíble de convertir algo rutinario en una imagen llena de significado.

Seguramente quien se siente atraído por la fotografía y ha lanzado más de un disparo queda hechizado con las miles de posibilidades de expresión  que ofrece una cámara. Con poder transmitir su propia visión de las cosas.
Aunque sacar buenas fotos no es una tarea fácil. Es un camino de conocimiento técnico que requiere disciplina en los primeros pasos. Y un largo, larguísimo trecho a recorrer hasta encontrar nuestra propia voz en un lenguaje fotográfico original y honesto.

Al principio, entender cómo funciona parece tan difícil que llegué a preguntarme por qué diablos me metía en camisas de once varas, si no lograba retener el concepto más básico. Mi objeto a fotografiar envejecía mientras yo intentaba disparar, en modo manual y en medio de un lío entre velocidad y apertura.
Me frustraba tanto, que llegué a sentirme con una capacidad de aprendizaje técnica por debajo de la media. Pero al final de cuentas, estaba decidida a aprender aunque fuera lo elemental. Contaba con una cámara en casa y con el privilegio de haber estado en retrospectivas admirables como la de Margaret Bourke-White en el Castello Sforzesco, en Milán y la del genio berlinés, Ulrich Görlich. Dos muestras que me habían  creado unas ganas inmensas de sentir una cámara en las manos y tocado el corazón.

Ayer salí temprano del trabajo y me vine volando a casa, a probar un nuevo lente traído por María de NY.
A seguir con prácticas y más prácticas, en la búsqueda de mi propio lenguaje.
Desde el desayuno tenía ganas de crear un mosaico con los valores simples de las cosas cotidianas. Elementos naturales y de primera necesidad de un día cualquiera. Y en  buena compañía.
Durante mi ejercicio de aficionada con  lente nuevo, noté que mis colores preferidos se habían combinado. Azules, grises, blancos y  tostados, en perfecta armonía con mi entorno y mi propósito.

Como dice Andreas Feininger, en su libro que convertí en mi Biblia "La nueva técnica fotográfica": "poco importa que técnicamente sea imperfecta, si la atmósfera es auténtica ".

Las historias son nuestras. Sin imitaciones de nada ni nadie y es bueno mostrarlas. Pueden contribuir a algo, ponernos en acción, animarnos a más o generarnos una emoción linda. Como el día sencillo de ayer. Esta vez fueron mis colores los que salieron a mi encuentro. Aleccionadores y estimulantes.


domingo, 22 de septiembre de 2013

Tetera de primavera

La primavera está siendo impuntual. El clima en Montevideo es de un frío tan helado que darle la bienvenida no parece coherente, aunque oficialmente ya estamos en esta media estación que nos encanta a todos. 
Hasta nuestra tortuga (no, no se llama Manuelita, su nombre es Felicia) decidió hibernar un rato más. 
Si nuestro barómetro natural sigue en quietud, todo indica que el frío nos atormentará unos días más. 
Aún aterida, les deseo a todos una feliz primavera con un dibujo que hice un tiempo atrás, aggiornado este fin de semana y en honor a esta estación deliciosa y demorada. 
El té elegido para este domingo: negro y con bergamotas. Ojalá, en poco tiempo podamos estar tomándolo como refresco, con  mucho hielo y hojas frescas de menta.



miércoles, 21 de agosto de 2013

¡Buenas noches, New York!

Hace unos posts atrás, les conté el sueño de dos chicas de vivir tres semanas a full en Manhattan. María, mi hija y su amiga Pilar.
Los días pasan y allá se fueron al ritmo del Hakuna Matata, las valijas vacías y una alegría tan contagiosa que los que quedamos en Uruguay sólo esperamos su reporte diario.
Este viaje en particular, me emociona.



Nueva York, con su impronta  tan extraordinariamente rica y vivencial, debe ser unos de los destinos más codiciados, uno de los lugares mágicos que te harán crecer por el solo hecho de estar en medio de esa ebullición cultural y vanguardista.


Gracias a estas fotos tomadas por María, me dan ganas de lanzarme a la aventura de un año sabático, cámara en mano y a la búsqueda de una experiencia de vida excitante como la misma Manhattan. Las manzanas siempre son tentadoras, más todavía si es una gran manzana.
Mientras tanto, y volviendo a la realidad de madre responsable dejo mis sueños locos por ahora y disfruto a full de la estadía de estas dos chicas viviendo un viaje de ensueño, que ya han cruzado el puente de Brooklin en bicis, se mueven en subte, y continúan llenándose de arte.
Sé que María prepara un trabajo de foto-reportaje sobre esta ciudad espectacular y sin dudas voy a compartirla con ustedes. Por ahora los dejo con estas fotos divinas desde el Brooklin heights y desde las alturas del Empire con la cúpula del Chrysler en primer plano. Otra panorámica, una de las protagonistas y otra de Donato que quedó extrañando en nuestros terruños criollos y combina a la perfección con un poster adorable de Rifle&Co.
Mañana, como todas las mañanas, será un "good morning, New York!" para nuevos reportes.






lunes, 5 de agosto de 2013

Crisantemos y una paleta neutra

Hace unos días compré este ramo divino de crisantemos, ilusión, un par de rosas y eucaliptus. Siempre compro por partida doble, para mí y para mi hermana, así que caminaba feliz por la calle, escondida entre estos dos ramos grandotes, deseando llegar a casa y poner el mío en el dormitorio.
Puro bienestar.
Que siempre haya flores en mi casa,  porque de verdad, ejercen un poder delicioso sobre mi ánimo.


Sí .Aunque no tenga el don de mi madre para los arreglos. Ni sus manos mágicas que hacían hasta de un manojo silvestre una obra de arte y transformaba cualquier ambiente en el lugar más acogedor.
Lo cierto es que gracias a este ramo, presté más atención a mi cuarto y a su paleta de colores. Y la inspiración llegó de repente el sábado de mañana, entre cafés, crisantemos, Donato y un sol que prometía un fin de semana lindísimo.


El resultado fue un par de  cuadernos, básicos, sin dibujos y en colores discretos.



En estos cuadernos hay un poco de los tostados del pelo de Doni, el berenjena pastel de la pared de la cabecera de mi cama, un beige muy sutil de la funda de lino de mi edredón (cada vez más sutil como consecuencia de los lavados) y el blanco suavecito de los crisantemos. Son colores que de una manera especial estuvieron presentes en mi fin de semana.
Sólo están faltando los cuadritos gingham de la almohada del centro, pero el rosa no estaba en mis planes esta vez. Será para una próxima.




miércoles, 17 de julio de 2013

Mi jardín y los jardines del rey


Mi suegra siempre le decía a mi hija con dulzura de abuela: "el verbo quiero no existe ni en los jardines del rey". Y mi niña frente a cualquier objeto de deseo y con su carita adorable  nos desarmaba a todos con un "quisiera" o "me gustaría".
Como ya soy grande, podría hablar de lo que sí  quiero. En el jardín del reino de los adultos podemos darnos ese lujo. Aunque querer, es sinónimo de anhelar, por eso prefiero cambiar la expresión por otra que no denote una carencia. La palabra más apropiada sería "disfruto" , "me encanta"  o simplemente "me gusta"en vez de "quiero".En mi presente y marcando esos momentos simples y llenos de sentido, al menos para mí.




Me encanta pintar del blanco más puro, hacer mis ramos de flores frescas, salir con mi cámara y sentir el aire en la cara cuando manejo.
Dormir en sábanas celestes, preparar comidas frugales, y escribir en mi blog.
Ordenar mi ropa con tiempo y valorarla en su espacio, jugar con mi perro, tener largas charlas con mi hija y que mis cortinas se abaniquen cuando ventilo.
Disfruto  escribir en mi libro, sentir el perfume de mi casa, llenar la bañera y sumergirme en el silencio como un regalo del día, que la creatividad se instale en mi espacio y que mi cocina huela a especias, sopas y vainilla.
Me gusta agradecer en Pascuas, vestir mi casa de Navidad, cortar mi pasto y escuchar la lluvia.
Poner mi música y dibujar despacio, sentir la esencia de la vida en días bien resueltos, el goce de las horas productivas y festejar con sencillez.
Disfruto del  tiempo sereno para envolver regalos con amor y papeles simples, desayunar con pan y manteca antes de la siete y no desperdiciar un minuto.
Sentir la tibieza de la lana, de las prendas de franela y tener mi armario de ropa blanca que sequé al sol.
Me encanta cosechar de mi huerta manojos de hierbas aromáticas y tomatitos cherry, caminar con medias sobre la alfombra y festejar mi cumpleaños con serenidad.
La libertad de no consumir sin sentido y sentir las lágrimas por emoción.
Me encanta ofrecer comodidad, que mi casa esté siempre abierta a los afectos, contar muchas historias y coleccionar foulards.
Me gusta  descorchar una botella de vino con corchos de verdad, romper nueces y sentir la abundancia en mi canasto de naranjas.
Me gusta saborear la creatividad en soledad, prender mis velas, no soltar mis sueños y creer en mí.
Me encanta reírme y cantar con desparpajo, dormirme siempre abrazada a mi perro con la tibieza de su cercanía, soñar en París, regresar a casa, darle forma a mis bojs y sentir que todo es posible.
Disfruto el éxito en el cariño de quienes me leen, verme linda porque sí y que mis horas valgan la pena.
Me encanta  traer la Provence a mis lavandas, las promesas a mi espejo e itinerarios posibles a mis sueños de viaje.
Recordar mi infancia y sonreír sin nostalgias, sentir la amistad auténtica cuando pronuncio el nombre de mis hermanos, mis ambientes colmados de voces queridas y crecer junto a mi hija.
Me encantan  mis mesas con largas sobremesas, el mar en mis veranos y fuegos intensos cuando hace frío, ver los apereás en mi jardín del este y hacer picnics bajo una sombrilla.
Me encanta la idea de una hamaca escondida entre jazmines que me hable de mi madre, aplaudir cuando se ponga el sol y escuchar las chicharras.
Estar presente en la vida de los chiquitos de mi sangre, emocionarme con sus logros, verlos dormir abrazados a sus peluches y contagiarme de su inocencia.
Me encanta secarle el pelo a mi hija en pijamas, ser su mejor cómplice, compartir la ropa y arroparla todas las noches.
Me encantan los  cafés con mis amigas,  las ambiciones mesuradas y despreocuparme de los juicios que condenan.
Me encanta publicar este post sin miedos, casarme en segundas nupcias con mi nueva libertad y continuar con mi lista.

martes, 25 de junio de 2013

Ser gentil


Ser gentil es una cualidad que solo trae bienestar. Va más allá de una sonrisa social, de respuestas serenas frente a una situación candente o de un vocabulario sin ofensas. Todos sabemos muy bien de qué se trata y todos nos expresamos con cortesía a diario.

Aunque ¿qué tan frecuentemente somos gentiles con nosotros mismos?

De la misma manera que tenemos actitudes indulgentes hacia los demás, debemos desviar buena parte de ese caudal amoroso hacia nuestros horarios, hacia el reflejo en nuestros espejos y hacia una mayor dedicación para realizar de una buena vez  lo que deseamos con tantos suspiros. Con la misma gracia, el mismo interés y el mismo amor que mostramos hacia los demás.

Sé gentil contigo y un día cualquiera puede convertirse en extraordinario.

Ayer viví un lunes extraordinario.  Y todo lo que hice fue respetar mis tiempos y mis propósitos.
Suena fácil porque en realidad...lo es. Hacer una revisión de tus modales hacia ti misma te lleva a una respuesta simple:  si eres gentil contigo todo adquiere una dimensión justa. Ningún obstáculo es tan terrible y ningún logro debe paralizar el planeta para rendirte homenajes.
La gentileza siempre  ofrece un suave equilibrio. El mejor repuesto para el termostato caprichoso que regula los vaivenes emocionales. Convierte los obstáculos en experiencia y los logros en tus propios referentes.
¿Hay un estímulo mejor?

Ser gentil contigo es permitirte el derecho a la experiencia en la búsqueda de tus aspiraciones. Admitir éxitos y fracasos, sin censuras o vanidades extremas. Reconocer tus capacidades, aceptar tu aspecto con estima, mimarte. Y sobre todo, hacer un paquete con tus inseguridades, ponerle un lindo moño nada más que por gentileza y mandarlo a la estratófera sin retorno.

Sé gentil contigo para mantenerte enfocada en tu propio valor. En tu talento y en tus aptitudes.

(Me hubiera encantado verlo escrito en los pizarrones de la infancia. )






miércoles, 19 de junio de 2013

5 pasos para crear tu espacio de trabajo




¿Estás pensando en tener un espacio creativo para ti ? Es esencial a la hora de dar rienda suelta tu inventiva.
No importa el tamaño que tenga. Despreocúpate por las dimensiones. Puede que tengas la posibilidad de todo un ambiente para ti sola o un rincón armado en cualquier sitio de la casa. Lo que importa es que te estimule y esté bien organizado de acuerdo a tus necesidades.
Un lugar donde te diviertas realizando tus trabajos, te llenes de inspiración y siempre tengas ganas de estar y de crear. Así de lindo debe ser. Y así de práctico, además de merecido.

Tampoco debe preocuparte si dispones de un presupuesto limitado para conseguirlo. No tiene que figurar en la última edición de una revista de interiores. Solo debe ser perfecto y vital para ti.
Con tus propias pautas decorativas y con los elementos que consideres relevantes. Debes lograr un espacio con tu sello personal, que se identifique con lo que eres y con lo que haces

Suena tentador ¿no?

¿Y por dónde empezar? 
Armar tu espacio creativo es más fácil de lo que piensas. Créeme.
Basada en mi experiencia de feliz terrateniente, escribí unos pasos a seguir que van a llevarte a tu amorosa y poderosa área donde desplegar tu creatividad.


1) Una buena mesa.

La más grande que pueda permitirte el espacio. Para trabajar cómoda y sin limitaciones. (Creo que nunca son lo suficientemente grandes.) Un buen recurso económico para ampliarlas es colocar por encima una placa de MDF.  No necesitas pintarlas, ya tienen un acabado blanco como la nieve,  son súper resistentes y quedan divinas sobre cualquier soporte. 
Mi gran mesa de dibujo es así. Enorme, blanca y perfecta. Y seductora. Todos se enamoran de ella. 
Pídele colaboración a los demás integrantes de tu familia de no usarla como apoyo. No es un despojador. Así que carteras, mochilas, bufandas y cuadernos ajenos no deben ser efectos invasores.

Si tu vivienda es chica y no admite muebles de estas proporciones, una  mesa estándar es suficiente e igual de perfecta.  Aún si es viejita. ¿Recuerdas la famosa frase de Roosevelt?...
"Haz lo que puedas, con lo que tengas, allí donde estés".  Píntala, recíclala y disfrútala. Y hazla tan tuya como tus propias creaciones. 

2) Luz

Aprovecha la luz natural al máximo.  
Cuando necesites de luz eléctrica es importante que la lámpara sea articulada.  No debes sufrir la incomodidad de ir hasta la luz. La luz debe estar a tu servicio y ser dirigida donde más la necesites. Una lámpara de base común, por más atractiva que sea, no cumple esta función. 
Ve por la más linda  que encuentres.  

3) Orden y organización

Empezar cualquier trabajo en un espacio ordenado evita el caos, la confusión  y sobre todo las pérdidas de tiempo. Si  en plena tarea, encontrar  un material, los útiles o una herramienta se convierte en una carrera de obstáculos...cambia de actitud. Organízate, estructura, despeja y ordena. El orden también sugiere claridad mental y evita que te distraigas o pierdas tu ritmo.

Aunque tengas un mueble auxiliar o buenos estantes no descartes el uso de cajas, canastos, carpetas e incluso frascos. Son excelentes para tus materiales. En un estudio o taller siempre contamos con un montón de elementos chiquitos. Cuando no los utilizamos son pura molestia si no tienen su lugar de almacenamiento.

Apela a tu ingenio para hacerte de contenedores sin romper el presupuesto y a tu estética para darles personalidad.  Aunque no hayan sido fabricados para el fin que tú elijas  serán perfectos en tu espacio cuando estén cumpliendo una utilidad.
(Uno de mis portalápices, es una quesera de cerámica (¡quién lo diría!...) y me encanta como luce. 

Ten presente las cajas de cartón. Son mis preferidas. Apropiadas y con buena capacidad. Las encuentras en librerías o en casas de decoración. Son divinas, siempre bienvenidas y accesibles.

4) Selección

Atrévete  a descartar todo lo que ya no sirve. Lo que está viejo. Desafilado. Desteñido. Roto. Vetusto.

Solo ocupa espacio y no cumple ninguna función. Un área de trabajo siempre debe contar con materiales e instrumentos que respondan a tus exigencias creativas. No les agregues emociones. Si ya no sirven, simplemente cumplieron su ciclo. Borrón y compra nueva.

5) Inspiraciones.


Rodearte de lo que te inspira tiene un propósito: estar bien enfocada en una nueva idea o enriquecer la que está en curso. 
Las imágenes visuales son importantes además de placenteras. Flickr es una excepcional fuente de inspiración, al igual que Pinterest.
En mi cartelera de   Inspiring studios & workspaces  encontrarás mil ideas de cómo crear un moodboard , aunque recuerda que no debes parecerte a nadie más que a ti misma. Lo que hagas en tu tablero debe avalar tus propias ideas de creación y el cometido de brindarte más inspiración. 
Un conjunto de fotos, bosquejos, una paleta de colores y cualquier otro elemento significativo puede convertirse en una hoja de ruta. Con una obra genial como destino.

Aprovecha tus ratos de serenidad para hacerle una caricia a tus sentidos. Las fragancias, un ramo de flores frescas, una vela prendida y tu música preferida, son pequeños auto-regalos que ejercen una influencia poderosa sobre tu ánimo. Pruébalo. Vas a descubrir que es cierto. 
(Me encanta que mi espacio huela a vainilla. El aromatizador "Vanilla Sugar" de V. Zuberbhuler, es casi mágico. Hace que mi lugar sea el mejor del mundo y que todas las musas estén de mi lado.)

Por último, no dejes de tener tu libro personal. Escribe todo lo que tengas en mente. Tus ideas deben estar bien guardadas.
Es la mejor manera de conocerte a ti misma, de llevar un registro de lo que sientes.  De lo que te inspira y de crear proyectos. Llénalo de dibujos, palabras, y metas. Que no se escape una sola reflexión ni propósito. Es uno de los recursos más valiosos.



Estos pasos que comparto son inspirados en la experiencia de la ejecución de mi propio espacio personal, en mi casa. Algunas pautas son válidas tanto para un área creativa  como para cualquier rincón de trabajo. Una disciplina hecha con pasión merece desarrollarse en un ambiente cálido y funcional. Donde el bienestar sea cosa de todos los días.



domingo, 5 de mayo de 2013

Una flor, un foulard y una paleta

Recibí una rosa de regalo tan divina y sofisticada por su color que parece salida de un bosque élfico.
Nunca había visto una rosa azul. Pensé que a la tierra de cultivo le agregarían elementos de hierro para que el óxido le diera este tono azul increíble, pero alguien me pinchó el globo diciéndome que las tiñen.
De todas formas, creo que un buen teñido ya es un arte en sí mismo, así que seguí feliz con mi rosa fantástica de cuento de hadas. Y con el propósito de sacarle una linda foto.
Se me ocurrió que el estampado de alguno de mis foulards sería un recurso interesante para resaltar el azul shocking de mi flor, y me fui directo al canasto que me inventé como contenedor de estos accesorios. (Uno de mis inventos doble función...siempre a mano y fuera del alcance de Donato. En realidad triple, porque además, una gran cesta natural llena de estas sedas, que nos encantan a todas, siempre es muy decorativa).
Entre disparo y disparo, descubrí que el azul vibrante se ve maravilloso con el chartreuse. Ese amarillo apagado, casi sucio, a mitad de camino entre el amarillo limón sin saturación y el matiz verdoso tan divino que lo caracteriza.
Flechazo total con la paleta de colores que me mostraba el visor de la cámara. Paleta de colores que además me resulta familiar (alguna vez utilicé colores parecidos en Papersome). El chartreuse no es un color que pase desapercibido en alguien como yo, con una predilección tan marcada por los matices tenues e inusuales. Si hay papeles de colores raros volando por ahí, seguro los tomo al vuelo y van a parar a mis carpetas. Más adelante serán parte de un cuaderno, un regalo o contarán una historia chiquita como esta.
Es sorprendente cómo un solo elemento puede disparar un proceso creativo. En este caso un color que lleva a una paleta y que sirve de inspiración para mil posibilidades en el lenguaje visual de cada uno.
Y a ti ¿cómo te sorprende la inspiración? ¿Con qué recursos la despliegas? ¿Qué te cautiva y en qué área? Me encantaría conocer alguna de tus historias, grande o chiquita como esta divina flor azul.


lunes, 29 de abril de 2013

Rendez-vous á Manhattan





No se trata de una cita en Nueva York, sino de darse cita con gran parte de tus sueños en una ciudad increíble. La gran manzana sugiere y promete vivencias tan ricas y en dosis tan altas que seguramente somos un antes y un después de conocerla y vivirla.
Ya es oficial que mi hija se va con su amiga íntima a pasar tres semanas a mediados de agosto. También es oficial mi fascinación frente a un viaje de esta envergadura, aunque no puedo con el genio y me tiemblan las rodillas.
Dos chicas en Nueva York con mil inquietudes, amantes del arte y llenas de entusiasmo son una visión estupenda de juventud, libertad y crecimiento en todo nivel, y con los pasajes a mano, son la representación misma de un Hakuna Matata latinoamericano.
Así fue nuestro fin de semana. Con clima de viaje, aunque todavía falten tres meses.
Haciendo reservaciones de hotel, organizando salidas, pases, comprando las entradas en Broadway para el musical "The lion king" y una lista interminable de deseos a concretar en la gran manzana.
Todo un fin de semana con el soundtrack de esta obra, como sonido de fondo en casa (sí...éramos nosotros, pido disculpas a nuestros vecinos...) Felices entre pizzas y sobremesas y el gran tema del momento...New Yooowk.
No tengo que cerrar los ojos para ver a María, chiquita y con su Mufasa de peluche a cuestas. O a Pili, su amiga, cantando con sus vocesita infantil "Can you feel the love tonight". Todavía son recuerdos frescos y que además actualizan contagiándome la euforia por este viaje tan soñado, cantando y bailando los temas del Rey león. (Este fin de semana batí el récord en expresiones faciales, he logrado todos, absolutamente todos los matices imaginables en la escala de caras cursis que solemos poner las madres )
Quedan tres meses de previa, y todo indica que hasta el momento de subirse al avión, gran parte de mis días familiares van a girar en torno a esta ciudad apasionante.
Los saludo a todos con este mosaico que creé con dos imágenes sacadas de mi cartelera de Pinterest y un dibujo de María que me encanta. Es ella tal cual, rumbo a la ciudad de su sueño.






lunes, 8 de abril de 2013

Matices Golden en mi paleta otoñal

¿Te  gusta el otoño? ¿De qué manera lo disfrutas? ¿ O por el contrario, te hace sentir nostálgico?
Es una estación que provoca simpatía o antagonismo, quizá la que más define nuestra predisposición al buen ánimo o a sentirnos melancólicos.. O somos fan  y la encontramos apasionante o nos iríamos al Caribe hasta que vuelva el calor a nuestras tierras.
Confieso que es mi estación predilecta y la que más me genera energía.
Lejos de que me parezca triste, disfruto a full de lo que esta estación tan divina nos ofrece.

En primer lugar que el clima se vuelva fresco. Los primeros fríos hacen que nos sacudamos la modorra y se ponga en marcha el mecanismo para hacer, producir y programar con inventiva cualquier tarea que tengamos en mente. Es la estación ideal para desarrollar ideas.

En segundo lugar, una belleza cromática y de texturas inigualables. Tanto ocre, rojos y  dorados riquísimos  convierten el entorno en una delicia visual y estimula la creatividad.

Y en tercer lugar, el concepto hogareño con más énfasis en la calidez . Pasamos más tiempo en casa , la volvemos tibiecita, compartimos de manera más íntima y somos más generosos en la cocina. Todo un despliegue de colores, sabores, perfumes y texturas en un marco acogedor.
Tres impresiones que hacen que me encante esta estación.


La imágen que ves más abajo fueron tomadas este fin de semana. Unas lindas botas de María para estrenar y un cárdigan adorable que descubrí en Gap, también esperando su debut.  Y un manojo de flores de tilo que tapizan mi jardín, gracias al árbol de mis vecinos.




En esta otra secuencia, Donato como asistente personal de vestuario mientras intentaba hacer orden en mi cuarto. Pasé todo el tiempo recibiendo trofeos de mi propias pertenencias aunque para él fue una especie de "búsqueda del tesoro" divertidísima.
Fotos en mis colores preferidos con un matiz Golden, el más lindo de la paleta. Mi cachorrón dorado sumado a la belleza del otoño y haciendo de las suyas.












Y por último, un retrato de un nuevo cuaderno Papersome que hice para una amiga. Vaquitas retomadas que me dieron el placer de un fin de semana productivo.
Le deseo a todos una buena semana, con todo cariño.
Patricia











jueves, 4 de abril de 2013

La otra lectura

Hay un lenguaje fascinante y siempre sorprendente: el de las casualidades.
¿Quién no ha vivido algún episodio en su vida, que ni remotamente pudo descifrar? ¿Que lo dejara mudo, con la boca abierta y los ojos bien grandes?
¿Quién no ha tratado de racionalizar, y darle un significado cabal a cualquier suceso "raro"?
Me refiero a esos hechos que cuando se manifiestan, nos dejan un poco aturdidos. Repiten un patrón travieso y desconcertante y siempre están engarzados a algo recién recordado, recién hablado o recién vivido.
¿Alguno de ustedes sabe darle una lectura? ¿O hacen como yo, que pasado el asombro las dejo en un cajoncito de la mente con el rótulo "casos no resueltos"?
Fueron varias las ocasiones que las tuve delante y todas (sin excepción) fueron a parar al cajoncito.
Las guardo por las dudas. Quizá algún día, logre una conciencia mayor y un pase al departamento de misterios a develar.
Mientras tanto, restamos importancia a estas extravagancias cotidianas y seguimos en nuestras actividades como si nada. O damos un pasito inspirados en la originalidad del momento y si tenemos ganas, las registramos.
Una vez lo hice.
Logré un registro con un pasito voluntarioso y el recurso que tenía a mano: mi cámara.
Esta foto,que forma parte del mosaico de mi banner, habla de unos de esos momentos locos e inquietantes, aunque simples. (Cuando se presentan, no lo hacen con la espectacularidad que quisiéramos y tampoco aportan un cambio sustancial a nuestras vidas.¡Peccato!)
Una tarde en casa, haciendo orden en el placard encontré una camisa confiscada que casi no recordaba como parte de mi guardarropas. Aunque al verla, sí me recordó cuánto me gustaba usarla años atrás.Viejita, de franela y adorable por su estampado Paisley. De las que solemos pedir prestado a nuestros esposos con la intención oculta de no devolverlas nunca.
Lo extraordinario fue encontrar casi el mismo diseño en un papel de regalo que salí a buscar un rato más tarde.Mismos colores y mismo día. Mismo origen, porque tanto el papel como la prenda son alemanes.
Y el mismo flechazo de amor frente al dibujo de gotitas curvas que siempre me hechizaron.
Se diferencian en el material en que fueron estampados, los años transcurridos y en que a  los papeles los obtuve legalmente, mientras que a la linda prenda me gusta llamarla "un derecho adquirido"
Llegué a casa, dispuesta a envolver mi regalo y a envolver a María en la camisa para tomar esta foto.
Fue divertido, aunque mucho más para un Universo cuántico que seguramente sonreía por haber manifestado sus ratos de recreo.




sábado, 30 de marzo de 2013

¡Felices Pascuas!

Pinterest es una fuente de inspiración inagotable.
Una página donde la creatividad y la buena fotografía se dan cita a diario. Nada me parece más lindo que saludarlos en este día festivo, con un mosaico de mi cartelera "Easter".
¡Les envío a todos mis deseos de un feliz domingo de Pascuas!

sábado, 23 de marzo de 2013

Encantada de conocerte

Es difícil hacer un autorretrato cuando nuestro perfil  es bajo y el propósito de tener una cámara es contar una historia común a todos, pero siempre es bueno darnos a conocer y que nuestros lectores sepan que detrás de una página también hay alguien que tiene una determinada imagen y un rostro que lo representa.
Así, pues en este precioso día de nuestro otoño recién instalado, los saludo, les doy la bienvenida y me presento por primera vez.



De todas formas, igual les cuento por qué elegí estas flores secas que acompañan el primero de mis retratos. Según el Feng Shui, no es conveniente tenerlas en casa. Las considera sin energía y por ende, un elemento decorativo que, en la medida de lo posible, debemos evitar. Salvo que tengan connotaciones que a nuestro entender sean beneficiosas. Para mi, el manojo que ves, sí los tiene.
Son pequeñas florcitas que nacen del pasto de jardines con poca poda. No son yuyos o malas hierbas.
Son flores difíciles de encontrar porque todo aquel que disfruta de su jardín lo mantiene bien podado el año entero. Así que tienes que estar alerta para dar con estas florcitas adorables que esperan que las descubras. La posibilidad de estar en un canasto les permite estar con vida antes de que una podadora les dé de baja.
Y además quedan divinas ¿no crees? Parecen "Ilusión de poeta", aunque más pequeñas y con un cálido toque dorado.




Por último, para crear este mosaico utilicé un diseño botánico de Wallnut Studio.  Un estudio colombiano de diseño  gráfico y branding,  que te hará suspirar. A la derecha,  flores frescas y bien otoñales que hoy tengo en mi dormitorio.
Demos la bienvenida a esta estación riquísima por su cromatismo y belleza. Al aire fresco y a la calidez de estar más tiempo en casa  reprogramando actividades.
¡Hasta pronto!

miércoles, 27 de febrero de 2013

Home Collection de Punta del Este

Como broche de oro del verano siempre regreso a casa con algo nuevo para la cama. Es una tradición que me encanta porque cuando llega el otoño puedo cambiar la apariencia de mi dormitorio y hacerlo más acogedor. Me gusta sentir que el aire se vuelve fresco y a su vez más cálida mi cama con algo ideal para estrenar.
Es una sensación agradable y mi manera de recibir una estación que adoro.
Si te gusta la ropa de blanco y necesitas un poco de inspiración para tu dormitorio, seguramente disfrutes este post y las fotos que tomé de Home Collection, en Punta del Este. Una tienda con una estética tan glamorosa que es imposible no sentir las campanitas internas que te invitan a entrar.


"Home is where your story begins" 
Es una frase de un portarretrato que se ve en vidriera y me pareció ideal para darte la bienvenida a las imágenes que me encantó fotografiar, con la aprobación de Martín, quien está al frente del lugar.
Y  la de mi cámara....que estaba agradecida frente a tantos objetos de deseo.





La arquitectura de la casa es divina (tan de Punta...) y las vidrieras también. Te sugieren todo un mundo para explorar. Un lugar de diseño fresco donde ¡todo se ve tan agradable!



Vamos a darle una mirada más de cerca...

La ropa de blanco nueva, fresca y sobre todo de fibras naturales es sinónimo de bienestar.
Nada más lindo que zambullirnos en una cama comfortable y sentir la textura suavecita del algodón en sábanas que permiten mantener la temperatura ideal. Lejos de la sensación poco agradable de tejidos sintéticos, muchas veces ásperos después de algunos lavados y sin el beneficio de que la piel respire. Invertir en tejidos naturales siempre es la mejor opción.


En Home Collection tienes la posibilidad de llevarte piezas por separado. Imagínate una colcha blanca portuguesa con fundas liberty. No puedo dejar de tenerla en mi lista de deseos...Absolutamente.


A la hora de elegir complementos para el baño, hay un rincón con adornos florales, bolsitas de lavanda y canastos con piedras aromáticas. Todas las fragancias huelen delicioso. Morí de amor con las bañeritas "Les petits senteurs" y sus jabones de corazón con diseño victoriano. Con María compramos dos piedras con forma de hoja, aunque también puedes elegir con forma de conchas marinas o unas simpatiquísimas carteritas con un packaging adorable. Puedes verlas en las fotos de más abajo. Sirven tanto como para el baño o tu placard. Adoraría recibir un regalo así...¿y tú?






Creo que es el post con más imágenes que he subido hasta ahora. Home Collection es un lugar tan lindo que no puedes dejar de fotografiar ningún rincón y me encantó hacer esta producción. Además la simpatía y cordialidad de estas cuatro chicas adorables van a hacer que quieras llevarte todo.
Me fui con una sonrisa y cargando mis paquetes de compra. Llevé una quilt en tonos de rojo y natural, con cuadros gingham, rayados y florales ingleses. Espero mostrártela como luce en mi dormitorio en un nuevo post, los primeros días frescos de otoño.
Al final de cuentas es mi estación predilecta y merece que la espere con todos los honores.
Espero que te hayan gustado las imágenes (cliquea sobre ellas para verlas más grandes) y no olvides hacer un clic sobre el link oficial. Allí encontrarás las medidas y características de cada producto.
Un gran abrazo.
Patricia