miércoles, 15 de agosto de 2007

En los talleres gráficos

En términos gráficos, estar en "boca de máquina" significa estar presente cuando salen los primeros impresos. Es importante (al menos lo fue para nosotras) ya que ofrece la oportunidad de un control del color y ajustes en el caso de necesitarlo. Es una experiencia... maravillosa!! Los talleres grandes trabajan las 24hrs. ( es sorprendente el tamaño de las máquinas y por ésto no las apagan) y no hay una hora fija para un trabajo determinado, sí hay un día señalado para las impresiones y lo comunican por teléfono un día antes. ( noche en vela asegurada...) Esto crea una expectativa tan grande que por más que lo intentes no puedes concentrarte en otra cosa que el ring del teléfono, que por supuesto y con toda formalidad suena, pero en nuestro caso....a las 22hrs!!!!
Pero allí estuvimos, y ese recuerdo lo llevo en el corazón.En un clima de profesionalidad y gentileza, me fascinó hasta el olor a tinta húmeda.
Las fotos que ven son de una máquina "Kamori" (enooorme) imprime 7ooo pliegos por hora (no crean que hicimos tanto) de nuestras "chapas" y de nuestras hojas ya impresas.

3 comentarios:

Anónimo dijo...

Sra.Patricia, en la forma que Usted ha hecho el relato de la primera impresión de su trabajo, la ansiedad, la curiosidad y el nerviosismo como salia, es muy similar al nacimiento de un hijo, porque pienso que todo esto para Usted ha sido como el nacimiento de un hijo, un poco especial, pero hijo de su trabajo, de su inteligencia, de su empeño en crear algo muy especial dedicado a los niños. Niños que podemos ser todos nosotros, porque como dije en otro mensaje, siempre en el corazon nuestro (me refiero al ser humano) hay un niño escondido que nos acompaña toda la vida. Volviendo a su trabajo, tambien en ansia estuvieron su hija que colaboró con Usted, y su esposo Alfredo, que a pesar de estar muy ocupado con su empresa, sin lugar a duda también estuvo cerca de Usted deseando que todo saliera bien para satisfacción de la autora y la ayudante.
Asi que el esperar que saliera la impresión y viera la luz, y que al llegar el momento tuvo la satisfacción de ver de cerca lo que Usted habia plasmado en sus dibujos.
No me extiendo mas, porque esto debia ser un mensaje corto y no quiero ser protagonista de este mensaje, que es solo una forma de felicitar una vez mas a la AUTORA de este PAPERSOME.
18.08.2007
hora 20.14

Anónimo dijo...

Sra.Patricia, en la forma que Usted ha hecho el relato de la primera impresión de su trabajo, la ansiedad, la curiosidad y el nerviosismo como salia, es muy similar al nacimiento de un hijo, porque pienso que todo esto para Usted ha sido como el nacimiento de un hijo, un poco especial, pero hijo de su trabajo, de su inteligencia, de su empeño en crear algo muy especial dedicado a los niños. Niños que podemos ser todos nosotros, porque como dije en otro mensaje, siempre en el corazon nuestro (me refiero al ser humano) hay un niño escondido que nos acompaña toda la vida. Volviendo a su trabajo, tambien en ansia estuvieron su hija que colaboró con Usted, y su esposo Alfredo, que a pesar de estar muy ocupado con su empresa, sin lugar a duda también estuvo cerca de Usted deseando que todo saliera bien para satisfacción de la autora y la ayudante.
Asi que el esperar que saliera la impresión y viera la luz, y que al llegar el momento tuvo la satisfacción de ver de cerca lo que Usted habia plasmado en sus dibujos.
No me extiendo mas, porque esto debia ser un mensaje corto y no quiero ser protagonista de este mensaje, que es solo una forma de felicitar una vez mas a la AUTORA de este PAPERSOME.
18.08.2007
hora 20.14

Patricia Pascovich dijo...

Cuando recibo palabras de aliento como las suyas, siento que de verdad vale la pena ir detrás de un sueño.Muchas gracias y mi más cálido saludo.
Patricia