martes, 11 de septiembre de 2007

Ciao, Luciano

De nuestra modestia, es muy poco lo que se puede agregar a la desaparición de un dotado como Luciano Pavarotti. ¿Qué más se puede decir de él? ¿Qué palabras pueden hablar, tapando o comentando sus arias, desde las más populares a las más ortodoxas, musicalmente hablando? Ninguna. Escuchemos hoy y siempre, tanto "O sole mio" como "Nessun dorma" y gracias a la magia de la tecnología, la voz de Luciano se mantendrá intacta como la de muchos grandes de la música. Lo único que deseo agregar, es que tuvimos el privilegio de tenerlo en Montevideo, vino, se alojó con todas las mañas de los divos, cantó, le dijo "cretini" a unos maleducados y lo dijo de frente. Hoy, no sólo frente a su desaparición, sino también frente a la nuestra, es que toma un valor especial. ¿Qué quiero decir?! Que Pavarotti en Montevideo, representa una época donde Montevideo era otro, donde Pavarotti no cantaba por un sueño, ni salió o entraba a la casa de un gran hermano, donde sus amigos no cantaban cumbia villera, donde no se escuchaba al chupachichi, a su concierto no se asistía con ojotas (y los pies sucios) ni con cajas de vino barato, ni sus amigas caminaban con una botella de cerveza de a litro como quien luce un objeto de moda. Con ésto, no es que hay un mundo pre Pavarotti y otro después, es simplemente que al ver las imágenes por televisión del Montevideo de entonces, da mucha tristeza saber que Luciano no está más, pero que muchas cosas nuestras tampoco están más. Tengamos todos mucho cuidado, lo que jocosamente siente el Pres. Chávez, no es sólo olor a azufre, es olor a decadencia. Alfredo Camussi

3 comentarios:

Marcela dijo...

Qué cierto todo lo que decís...me deja pensando.

Escuché siempre a Pavarotti y más, teniendo una madre fanática de la ópera. Ella siempre dice que prefiere por lejos, la ópera italiana a la alemana.

Con los años, fui tomándole el gustito. No digo que me fascine, pero hasta voy a ver tenores cuando se da la oportunidad. Una crece y desarrolla otros gustos musicales que antes resultaban "raros".

Excelente esta nota y comparto totalmente tu punto de vista.

Un beso grande

Patricia dijo...

gracias Marce..Alfredo quedó fascinado de tener un comentario!! Esta ha sido su única experiencia y contacto con un blog...
En caso decimos que somos "verdianos" y de hecho amamos todo lo suyo, Alfredo es un melómano, yo soy más normal..Ja ja
besos y gracias otra vez en su nombre!
Y no te sorprendas si hay dos respuesta...

Marcela dijo...

Alfredo escribió el post?

Muy bueno! lo felicito entonces a él -con tu permiso, en primer lugar- por ser el escritor y a vos, por ser su editora.

Un beso grande


PD.: El otro día, visitó un post en mi blog Georgie, un comentarismo entusiasta. Se fue al segundo más antiguo mío. Y claro, no vio ni un comentario y pone en su mensaje que le dio "ternura" que nadie haya dejado nada...jaj pero bueno! es así!

Yo suelo recorrer post antiguos en los blogs y dejar comentarios hayan tenido o no, alguna opinión. Porque si me interesa la nota, es que sigue vigente para mí. Es relativo todo.

=)