miércoles, 8 de junio de 2011

Amor constante más allá de la muerte


Hoy decidí este post, mientras bajaba las escaleras de mi casa a compartir un desayuno con mi hija. Hablar de transiciones y del dolor, ayuda. Hablar para rendir homenajes al hombre maravilloso que fue mi esposo se convirtió en una necesidad y es lo que hago entre mis afectos.Y pensar en él, en forma ininterrumpida es lo que hago durante todo el día sin importar la actividad que esté realizando.
Pero este post es diferente.
Aparece así, de manera sorpresiva y con una esperanza nueva...la de volver a tomar una parte de lo que siempre fue vital para mi, como este espacio, y hacerlo tan real como la vida misma. Con sus momentos de esplendor en una rutina que hasta hace pocos días era deliciosa o con sus procesos de dolor intenso como puede ser el proceso de un duelo.
¿De dónde viene esta fuerza que me hace hablar de un proceso de duelo?
Del mio propio, del momento que estoy viviendo aquí y ahora en la intimidad de mi cocina, y de mi propio dolor que de tan grande se vuelve esclarecedor.


Las vivencias, la riqueza y el crecimiento que logramos en buenos años de matrimonio y vida familiar son proporcionales a la tristeza de la pérdida


que se hace infinita y quizás lo sea, pero si miramos lo que nos rodea y lo que construimos, aprendemos a vivir con ella sin dejar de ver que la esencia de todo lo bueno sigue estando.
La buena compañía y la unión familiar, la presencia de amigos a pesar de la distancia, el apoyo incondicional de quienes quieren lo mejor para nosotros y la intimidad de nuestra casa, son pilares que nos sostienen en esta etapa de transición tan terrible y dura, tan asoladora.
Permitirnos su presencia y lo que nos ofrecen es afianzarnos en nuestros afectos y será con su ayuda que lograremos vislumbrar un poco de luz. Con el correr de los días, será nuestro lineamiento de vida, ideales, individualidad y sobre todo la maternidad, lo que nos muestre una conducta a seguir, en este proceso que duele tanto.
Hago hincapié en la maternidad, porque no debemos encerrarnos sólo en nuestro dolor, sin notar la magnitud de sentimientos nuevos que pueden estar experimentando nuestros hijos. Perder un padre en una edad de crecimiento y apertura al mundo es difícil y devastador.
Lo suficiente para crear inseguridades y demasiado prematuro para conocer un vacío inmerecido.
Es en nuestro proceso de duelo, aquí, donde aflora una fortaleza de la que somos concientes por primera vez. Un llamado directo al titán espiritual que toda madre debe hacer y que todas tenemos, aunque no lo sepamos.
La pérdida de nuestro cónyuge, en principio destruye nuestro equilibrio.
Sentimos literalmente que nuestra vida está partida, que la felicidad ya no es posible.
Hacemos uso y abuso de rituales personales como no cambiar nuestras sábanas para seguir sintiendo su perfume, dormir de su lado, abrigarnos con sus buzos de lana, usar su reloj, convertir su alianza de matrimonio en un tesoro que que debemos llevar en la piel y sentir el derecho absoluto de dar rienda suelta a la tristeza por tiempo ilimitado.
Buscar su voz en el contestador automático y llamarlo una y mil veces a su celular para sentir aunque sea por un segundo, la ilusión que nada cambió.
El llanto es nuestra nueva compañía y nos sentimos perdidos en un gigantesco universo que nos hace preguntar... ¿Cómo sigue funcionando sin ellos?!...
Lo que no se destruye es nuestro sentimiento de protección maternal. Por el contrario, aumenta. Y en forma asombrosa.
Mi trabajo hoy, como madre, se devela como la mejor opción de vida, y ojalá pueda transmitir que de verdad es la mejor opción, porque sentir que seguimos en ruta por amor, nos devolverá la serenidad y el equilibrio tan deseados, hoy ausentes o tan marcados por el dolor.
Quisiera sentir como todos me dicen, que en algún momento volveré a sonreir, a crear y tener la capacidad de un renacimiento. Quizás sólo el hecho de tomar la mano de mi hija sea el comienzo, y caminar a su lado durante el tiempo necesario para su despegue.
En el trayecto descubriremos que tantas semillas sembradas con su padre en nuestra tierra fértil, empiezan a germinar.

28 comentarios:

Sandra van Doorn dijo...

love the picture... not sure what's in the text :)

Maribel dijo...

Querida Patricia, que alegría saber de ti, aunque en momentos tan difíciles. Muchos besos para ti y para tu hija. Bienvenida de nuevo, estamos contigo.
Maribel-Sevilla-España

Moni dijo...

Si supieras cuanto estuviste en mis pensamientos estos días... y no sé por qué motivo especial, venías a mi mente una y otra vez. No sé por qué razón no se me ocurrió escribirte... y acaba de aparecer tu post al abrir el reader del blog ...
Te acompaño desde el corazón en este momento tan doloroso que estás pasando y es verdad todo lo que decís de la mano de tu hija, juntas y acompañadas por toda la gente que los quiere van a ir cosechando todas esas semillas que han ido sembrando...
Les mando un abrazo enorme, mucha fuerza y mucho amor... Sé que estoy lejos pero el blog nos acerca...
Moni

Papersome dijo...

Sandra,
thank you for your comment!
The text is about a recent and very sad episode of my life.


Maribel,
gracias por tu bienvenida. Este espacio me ayuda, me consuela y me permite estar lúcida.
Muchos besos para ti también.

Moni,
gracias por haberme acompañado y por seguir haciéndolo ahora!
¿Sabes? Recibo tanto, tanto afecto de gente cercana y de otros que están lejos...y me mantienen en pie. Hoy decidí volver a mi blog, no quiero alejarme de algo que sólo me dió alegría y amistades bellísimas.
Un beso muy grande
Patricia

Anónimo dijo...

todo, todo mi amor, y de mi familia, a vos y a Maria...
martha
brasil

Papersome dijo...

¡Gracias Marthita!
Lo recibo con el recuerdo hermosísimo de aquella noche en casa con tu familia.
Un beso para ti, Marcial y los chicos.
Patricia

Moni dijo...

Gracias Patri, justo hace un rato comenté sobre el afecto que se recibe a través del blog!!! Un abrazo grande y fuerza!!!

maría cecilia dijo...

Querida Patricia, qué inmenso dolor estás viviendo, cuánto lamento la partida de tu amado esposo. Aqui estoy a la distancia para ti, para todo lo que necesites de mi parte.
Mucha luz y amor para ti y tu hija.
maria cecilia

isabel, dijo...

Patricia, me he quedado sin palabras,solo mandarte un abrazo muy fuerte para ti y para tu hija.
Besos desde España.

Lirium* dijo...

Querida Patricia: Lamento mucho lo sucedido y admiro tu fortaleza y las palabras reflexivas que compartís en este post.
Siempre te sigo en silencio pero hoy me acerco a dejarte un fuerte fuerte abrazo a vos y a tu hija.

Marcela, de Mujeres de 40 y más! dijo...

Ver, Patri.



¡Abrazo inmenso con todo mi cariño!

¡FUERZA!

El osito con zapatos nuevos dijo...

Ay, Patricia, ¡cuánto lo siento! Un abrazo enorme desde este rinconcito de España para todos vosotros. Ánimo y sé fuerte...

Jabonera dijo...

Querida Patrica me alegra saber de nuevo de ti aunque sea en estos momentos tan tristes y apenados para vosotras. No se que decir pues realmente es dificil, solo quiero que sientas un abrazo muy fuerte de mi parte y que ese abrazo hable por mí. Besos fuertes. Ana.

Mari Carmen dijo...

Querida Patri, ha sido una grata sorpresa ver que has puesto un nuevo post. Sé que supone un gran esfuerzo, en estos días tan duros para ti y María, y por eso mismo, más te lo agradecemos.

Sabes que estoy contigo, que pienso en ti y que te quiero.

Un abrazo y cuidaos mucho, amiga mía.

Carla dijo...

Querida Patricia,
Lamento por este dolor imenso que estas sufrindo junto a tu familia,lamento por tu hija me quedo con pocas palabras porque se el dificil momento que estas pasando.Pero se tambien que las personas que trabajan con arte y usan la criatividad consiguen superar problemas de una otra manera,eres una artista maravillosa y tu arte con certeza te ayudara a superar esta parte tan dolorosa de tu vida, estar en movimiento es algo importante y esta angustia y ansiedad del principio con el pasar de los dias va acalmar su corazón, el trabajo para ti y los estudios para tu hija es lo principal para aquietar este momento dolorido, por experiencia en familia lo sé.Me gustaria poder darte un abrazo fuerte en este momento, estar en este mundo bloggueril nos hace sentir un poquito mas cerca de nuestras amigas virtuales.
Perdoname mi portuñol te escribi en el post anterior que soy brasileña pero mi esposo urugayo.
Fuerza y animo Patricia.
Un fuerte abrazo con mucho cariño para ti y tu familia.
Carla

Anónimo dijo...

Querida Amiga Sra. Patricia Pascovich, prácticamente un día si y un día no, miraba su blog para ver si había empezado nuevamente con sus expresiones artisticas que tanto nos hacen bien a quienes lo visitan.
El Post es excelente, porque alli yo veo, y pienso que también Usted quiso representar a ALFREDO, que con esa luz siempre esta y estará presente en Ustedes, iluminando vuestras Vidas, iluminando vuestras decisiones, y con esa luz también les da el Calor de su AMORA hacia Ustedes, desde el lugar donde se encuentre en el Cielo.Esa luz que con el pasar de los años se mantendrá siempre con esa intensidad, ya que Ustedes alimentarán esa luz que será perenne.
Entiendo su preocupación por Maria, que perdió su Padre muy joven, yo también perdí el mio a la
misma edad de Maria. No fué facil superar ese trance, yo tenia mi Madre y mi hermano que es mayor que yo, para seguir en la vida.
Usted ahora hará las dos funciones sin darse cuenta, Madre y Padre, para que Maria continúe su vida en la forma más normal posible. Ella seguirá sus estudios paulatinamente, y Usted volverá lentamente a la vida cotidiana, que le seguirá dando satisfacciones y momentos de felicidad. Cierto una felicidad distinta, pero si en ese momento de felicidad Usted piensa en ALFREDO, la felicidad será compartida por Usted y por EL, y entonces casi es completa. La vida, y Usted lo sabe, nos enseña muchas cosas con el andar del tiempo, y si pensamos en eso nos asombramos como pudimos seguir en nuestro derrotero, faltando uno de los pilares mas importante de la estructura de un matrimonio, pero ese pilar nos ha dejado tanta fuerza interior que no conocíamos y que en estos momentos duros que les ha tocado vivir, salen naturalmente y los lleva y empuja hacia adelante.
Querida Amiga Sra. Patricia Pascovich y querida Maria. Con todo mi cariño y afecto les envío
un gran beso y un fuerte abrazo.
10.06.2011

Anónimo dijo...

Querida Amiga Sra. Patricia Pascovich, prácticamente un día si y un día no, miraba su blog para ver si había empezado nuevamente con sus expresiones artisticas que tanto nos hacen bien a quienes lo visitan.
El Post es excelente, porque alli yo veo, y pienso que también Usted quiso representar a ALFREDO, que con esa luz siempre esta y estará presente en Ustedes, iluminando vuestras Vidas, iluminando vuestras decisiones, y con esa luz también les da el Calor de su AMORA hacia Ustedes, desde el lugar donde se encuentre en el Cielo.Esa luz que con el pasar de los años se mantendrá siempre con esa intensidad, ya que Ustedes alimentarán esa luz que será perenne.
Entiendo su preocupación por Maria, que perdió su Padre muy joven, yo también perdí el mio a la
misma edad de Maria. No fué facil superar ese trance, yo tenia mi Madre y mi hermano que es mayor que yo, para seguir en la vida.
Usted ahora hará las dos funciones sin darse cuenta, Madre y Padre, para que Maria continúe su vida en la forma más normal posible. Ella seguirá sus estudios paulatinamente, y Usted volverá lentamente a la vida cotidiana, que le seguirá dando satisfacciones y momentos de felicidad. Cierto una felicidad distinta, pero si en ese momento de felicidad Usted piensa en ALFREDO, la felicidad será compartida por Usted y por EL, y entonces casi es completa. La vida, y Usted lo sabe, nos enseña muchas cosas con el andar del tiempo, y si pensamos en eso nos asombramos como pudimos seguir en nuestro derrotero, faltando uno de los pilares mas importante de la estructura de un matrimonio, pero ese pilar nos ha dejado tanta fuerza interior que no conocíamos y que en estos momentos duros que les ha tocado vivir, salen naturalmente y los lleva y empuja hacia adelante.
Querida Amiga Sra. Patricia Pascovich y querida Maria. Con todo mi cariño y afecto les envío
un gran beso y un fuerte abrazo.
10.06.2011

serrana varela dijo...

Hola Patri,

mucha mucha fuerza!!! admiro muchísimo tu valor, no todas las madres logran sobreponerse a esta situación para salvar su nido. Esa misma fuerza te va a sacar adelante junto con María.

Un abrazo gigante!

Graciela dijo...

Recién hoy leo tu post y me entero de lo sucedido.
En principio, siento mucha, mucha tristeza...por todo, por él, por tí, por tu hija...
Pero al mismo tiempo, creo que el decidirte a "hablar" desde aquí, me dá la pauta de que vas a sobreponerte pronto, aunque te resulte difícil creerlo.
Te comprendo muy bien cuando hablas de la responsabilidad de
seguir adelante que te genera tu querida hija. Ella te necesita más que nunca.
Y todos los que te queremos estaremos muy felices cuando volvamos a verte sonreir o crear algo lindo, algo nuevo, unos nuevos colores que te inspiren...
No dudo que eso va a suceder!
Mil besos! Y sabes que cuentas conmigo a la otra orilla del río.

Marlowa dijo...

Querida amiga, fiquei muito surpresa com tua notícia, pensei muito em você estes ultimos dias e me deixei absorver pela correria de minha vida, enquanto passava por tudo isto, força querida para você e Maria, sentimos muitissimo, estamos manifestando a nossa profunda admiração por você, ainda maior em um momento de adversidade como este. Escrevo-te mais, beijo, força!

LUCIA dijo...

QUERIDA PATRICIA, TE ACOMPAÑO EN ESTE MOMENTO TAN DURO DE TU VIDA, DANDOTE ANIMO Y FUERZAS JUNTO A TU HIJA .
DESDE ARGENTINA, TODO EL CARIÑO DEL MUNDO!!!

ale balanzario dijo...

Querida Patricia, al igual que muchas de tus amigas, pasaba por tu blog para saber de ustedes, hoy me entero con profunda tristeza de la noticia, no tengo palabras, pero si un abrazo muy muy fuerte y todo mi cariño para ti y para Maria,
En mis oraciones estarán los tres.
Ale

Blanca Bk dijo...

Querida Patricia, qué tristeza tan grande ocupa ahora mi ser. Desconocía tan trágica pérdida y tan dolorosos días. Aquí me tienes para lo que necesites aunque esté lejos. Te envío mis mejores deseos y todo mi apoyo, que aunque no sirven de mucho, sirven para que sepas que te llevamos dentro. Toda mi fuerza para estos momentos, mi dulce Patricia. Cuidaros mucho. Un fuerte y sincero abrazo.

Blanca Bk

Liliana Lucki dijo...

Toda la fuerza de tu rico mundo interior ,te ayudara

a seguir la vida , de otra forma desde otro ángulo.

El amor de tu hija y los trabajos en conjunto se verán

en este espacio maravilloso.

Reciban mi abrazo y hablen mucho de quien partió.

El recuerdo es parte de sentir la cercanía.

Fuerza , desde mi, Liliana

Jabonera dijo...

Patria pasaba por aquí solo para dejarte un beso fuerte. Ana.

Rossy dijo...

Querida Patricia,
Un mes tiene tu último post y yo no había podido pasar por estar fuera de casa y con la vida un poco patas arriba... Lo siento muchísimo!!

El duelo... definitivamente algo que hay que vivir para saber lo que es y cómo se siente, desde la distancia te acompaño de corazón y te dejo mi abrazo sincero! Él vivirá para siempre en ustedes!!

Un beso enorme,

Rossy

Papersome dijo...

¡Un enorme abrazo para todos ustedes, mis queridos amigos!
¡Gracias por haber estado tan presentes!
Patricia

Anónimo dijo...

papersome.blogspot.ru est le blog idéal pour quiconque veut en savoir sur ce sujet. Vous savez autant ses presque difficile d'argumenter avec vous (non pas que j'ai vraiment voudrait ... haha). Vous avez certainement donner un tour nouveau sur un sujet thats écrit sur des années. Great stuff, tout simplement génial!