lunes, 1 de agosto de 2011

Bienestar y los sentidos bien despiertos


¿Cuántas veces escuchaste que trabajar con las manos es una buena terapia? Muchas, estoy segura. La buena noticia es que es cierto. No tiene contraindicaciones, genera bienestar mientras la realizas y casi sin darte cuenta despierta tus sentidos. Una especie de meditación en movimiento, porque la mente está quieta mientras tú descubres tus cinco sentidos regalándote momentos preciosos.


No importa la tarea que elijas, todas serán válidas si durante el proceso te envuelve una sensación agradable y de satisfacción.
Para permitirte esta experiencia, basta con poner en marcha alguna idea y dejar que tus manos hagan.
Sabrán hacerlo bien si estás inspirada con lo que sea que tu creatividad te sugiera.


Sea cual sea la actividad que te seduzca, todas tienen algo en común: la satisfacción de haberla hecho con tus manos. Todas responden a una necesidad básica y espiritual.
Si te preguntas por qué tengo la osadía de afirmar que los sentidos también te recrean, imagínate por un momento haciendo algo muy deseado que hace tiempo tienes ganas de hacer.


Imagínate realizándolo con el buen ánimo que supone la concreción de una linda idea.
¿Cuántas texturas puedes encontrar, en una tela, una madera lijada, un macetón de hierbas aromáticas? ¿Y los aromas, fragancias u olores definidos que pueden salir de tu cocina, un vaporizador o abriendo una lata de pintura?
Piensa en los colores que eliges como paleta para un pequeño o gran sueño decorativo...¿acaso no son visualmente maravillosos?
A la satisfacción de hacer algo valioso por tus propios medios, súmale tu música preferida o presta atención a los sonidos naturales de la tarea manual que estés realizando. De esta manera sólo estaría faltando un sabor para que todos tus sentidos estén a full. La idea de un café delicioso y recién hecho suena tentador.
O si lo prefieres, puedes comerte la cereza de la torta. Tu trabajo hace que la merezcas.


Estas imágenes corresponden en parte a mi propia terapia "hazlo tú mismo".
Recursos valiosos que adopto en esta época difícil de mi vida y que me aportan buenos momentos.
El madero antiguo fue reciclado para dejarlo con la frescura que busco. Las lámparas son muy simples de hacer (basta llevarle el diseño a un tornero, darle dos manos de pintura y consultar en cualquier casa de electricidad por los elementos necesarios para que se haga la luz).
Las telas a rayas... Tres opciones para elegir, las tres lindísimas ¿Con cuál quedarme?... ya lo tengo casi definido. Gana el rayado clásico.
La paleta de mi dormitorio se define por los tonos neutros y mucho, mucho celeste en detalles con los que quiero convivir y en armonía con la pared oscura "Senda para caminata"

Y tú...¿también lo intentas? ¿Quieres contarme de cosas lindas hechas con tus manos?

20 comentarios:

Moni dijo...

Patricia me encantó leer lo que escribiste...
Esas sensaciones que describís las estoy descubriendo poco a poco trabajando con fieltro... es muy hermoso y muy reconfortante. Otro de mis cables a tierra es la pintura sobre porcelana... Coincido con vos: trabajar con las manos nos da paz al corazón y es un remanso para el alma
Te mando un abrazo grande y te mando mucha luz desde aquí
Moni

Papersome dijo...

¡Hola Moni!
sí, tal cual decís!...serena el corazón.
En estos días me ayuda muchísimo estar ocupada.
¡Fieltro y porcelana! Cualquiera de esas opciones me parece divina! Paso por tu blog a conocer lo que hacen tus manos.
Un abrazo inmenso y gracias por esa luz que me mandas! Cálida y brillante.
Patricia

Jabonera dijo...

Patrica, que bonita esta entrada y que bien defines el trabajo con las manos, hablas de los sentidos, te digo que en mi caso es tan cierto que doy gracias por poder oler y poder hacer lo que mas me gusta con mis manos y luego ves el resultado y sientes tanta satisfaccion y cada cosa que haces aunque parezca igual, realmente no lo es porque a veces no estamos en paz con nosotros mismos en nuestro interior. Me alegra mucho saber de tí. Un beso. Ana.

Maribel dijo...

Querida Patricia, que hermoso, retomar estos trabajos regados de paciencia, de esmero, de cariño, por el simple hecho de hacerlos, de impregnarlos de nuestra esencia. ¡Que maravilla¡ en un mundo donde todo gira tan rápido, donde se escapan los detalles. Tocar, oler, sentir con intensidad. Atrapar el momentoooooo

Catharina Maria dijo...

I love the colors and the most the little girl !
Love from ♥RINI♥

Liliana Lucki dijo...

Cuantas verdades querida Patricia.

Las posibilidades de nuestras manos y la imaginación

no tienen limite .Los efectos son maravillosos.No solo

en los creadores, también en los receptores.

Doble placer al ver tus trabajos.Por vos y María.

Gracias por compartir tanta belleza.Un abrazo, Lili

Liliana Lucki dijo...

Agrego que no hay limites en las creaciones.

En variedad de materiales.Todo sirve .

Ultimamente me doy gustos postergadoos.....

La sorpresa es la reacción de quienes ven los trabajos.

Otras formas de crear sin una tela y óleos.( lo mío )

Lo compartiré. Otro abrazo , Lili

Mari Carmen dijo...
Este comentario ha sido eliminado por el autor.
Mari Carmen dijo...

Querida amiga, me alegra mucho poder leerte y además cosas tan gratas como las que nos cuentas. Es cierto que las manos hablan belleza si una está inspirada y eso genera bienestar y alegría. Es indudable.

Yo disfruto haciendo pequeñas cosas como tarjetas, algo de costura y sobre todo la escritura. Si dispusiera de más tiempo seguro que haría muchas más actividades.

Amiga mía, espero que te encuentres algo más tranquila, más serena. Te escribo desde Suecia, Göteborg. Vine aquí el día 5 desde Oslo y me vuelvo a Oslo el día 11. A Madrid regreso el 16. ¿Te confieso algo? Todo es precioso: los paisajes, las islas que estoy visitando, la ciudad,la gente... pero ya echo de menos mi casa.

Un abrazo y cuídate mucho.

Carla dijo...

Hola Patricia,
que linda entrada,tus palabras son muy verdaderas,el DIY es mi terapia hace 13 años,apos el nacimiento de mi hija mas chica no pude volver a trabajar por un problema de salud y jubileime con 40 años de edad,con una hija bebe y otra de 08 años,soy abogada y por un concurso publico que pase trabajaba en una grande empresa estatal,estava acostumbrada estar entre papeles,gerentes,clientes,reuniones de negocios.Estar jubilada sin poder trabajar era algo que jamas pense que iria estar, por suerte durante toda mi vida desde chica me encantava aprender hacer manualidades con mi madre, este fue el momento de empezar a usar lo que se torno algo muy importante en mi vida,las manualidades como terapia, el DIY como placer.
Por este motivo me emociono tu entrada,gracias por compartir,
Besos
Carla

Papersome dijo...

QUERIDAS TODAS,
espero que me disculpen por mis respuestas tan tardías. En esta nueva etapa de mi vida, muchas veces me veo desbordada entre trabajo, casa, familia y mi pasión con los papeles.
Aunque mi tiempo esté recortado, ustedes y este espacio siempre están en mi corazón.
En algún momento, no muy lejano, encontraré el equilibrio para seguir estando presente como siempre lo hice.
¡Gracias a todos por su comprensión! Y gracias por compartir sus pasiones y lo que hacen con sus manos. Siempre es un placer leerlas.




Ana, doy fe que tus sentidos disfrutan de tu trabajo exquisito!
La satisfacción en logros como el tuyo debe ser deliciosa.
Se traduce en esos productos que cada vez seducen más!
Un beso enorme y gracias por estar siempre!



Maribel,
a veces demoramos en darnos cuenta, pero es así tal cual lo dices...vivir el momento y hacer de nuestro espacio algo íntimo y con nuestra esencia, sólo puede enriquecernos. A disfrutarlo con todos nuestros sentidos bien despiertos!
Un beso!


Rini,
the little girl is just a litle drawing...in love with these soft colours.
Kisses for you



Lili,mi querida Lili,
gracias por acompañarme siempre y sentir tu cotidiano con tanta poesía. Es un placer leerte y compartir tus creaciones. Estás en casa, sorprendiéndome y brindándome calidez. ¡Adoro mi regalo!
Un beso grande y ¡gracias a ti! Tú eres una creadora de belleza!



Mi querida Mari,
ya debes estar regresando a casa...
¡Te extraño, amiga! Sé de lo que son capaces tus manos y tu pluma! Eres maravillosa en lo que te propongas.
Te escribiré esta semana para ponerlos al día. Extraño mucho nuestros reportes casi a diario, de mi cocina a tu oficina.
Cuídate tú también querida amiga, y ¡bienvenida a casa!
Un montón de besos!


Carla,
gracias a ti por compartir parte de tu rutina! También me emociona saber que encuentro inquietudes similares a las mías.
La vida se nos presenta con tantas dosis de cosas diferentes! Saber usar las manos permite no sólo valerte por ti misma sino también una buena terapia llena de beneficios.
Me siento feliz cuando realizo algo, con el resultado y durante el proceso. Son estados de ánimo que enriquecen. Y me siento feliz de compartirlo con alguien como tú, llena de sensibilidad.
Un beso grande! mitad brasilero, mitad uruguayo...

Patricia

Jimena dijo...

Patricia, qué bien describen tus palabras lo que se siente cuando una crea con sus manos.

"Una especie de meditación en movimiento..."

Gracias, un beso

Marlowa dijo...

Querida tenho uma notícia FELIZ, passa no blog! Beijos beijos

Papersome dijo...

Jimena.
¡gracias a ti! Es un placer que pases por acá!
Un beso

Marlowa,
¡¡¡¡ESTOY FELIIIIIZZZ!!! Hoy fue mi día de suerte!! ¡¡QUÉ MARAVILLA!! ya estoy yendo a recoger mi premio, querida amiga! ¡¡Gracias y mil besos!!!
Patricia

Conny's Cottage dijo...

I like the Styl.Great room!


greatings send you Conny

Papersome dijo...

Thank you Conny!
Hugs from Uruguay!
Patricia

Agneta dijo...

Magnifik stil, yes I love your blog!

Agneta

Papersome dijo...

Hi, Agneta!
Big hugs from you, my dear swedish friend!
Patricia

Yolanda dijo...

he de decirte que las fotos que subes son preciosas!

Papersome dijo...

¡Hola Yolanda!
Tú eres una artista y y tu blog todo es el mejor ejemplo de lo que digo en este post.
¡Un beso grande!
Patricia