jueves, 27 de diciembre de 2012

Día de Navidad


¡Buen día, mis queridos todos!
Espero que hayan tenido la Nochebuena que aspiramos siempre, entre brindis, amigos, familia y esa deliciosa armonía entre regalos, espiritualidad y charlas de sobremesa.
Que hayan descansado el día de Navidad, en esa modorrita merecida cuando vuelve la calma y nos acoge la intimidad en casa.
No saqué fotos del 24 esta vez. Cuando hay niños, es una odisea divertidísma mantener escondidos los regalos hasta la medianoche. Así que fui uno de los adultos que participó en crear esa expectativa divina de la llegada de Papá Noel y no hubo lugar para mi cámara.
En la serenidad del día después, sí. Son testigo de un día más fresco (¡felizmente!) mi cámara no se había derretido y algunas escenas bien valían un disparo.


Como esta imagen de María adormecida y sonriente. ¡Me encanta esta foto!Es dulcísima y alusiva.
My sleeping beauty recostada en la mesa...


Las diferentes luces durante la tarde en el living de casa, donde estuvimos la mayor parte del tiempo. Con los destellos del arbolito y velas. (Tsss..Doni!)


La luz brillante del mediodía estival y vestigios del arreglo de mi mesa navideña.



Donato hurgando entre los almohadones del sofá al rescate de sus regalos que había escondido con esmero...(un perrito títere de peluche ¡que le encantó! una pelota triple unida por una cuerda desflecada (¡fascinación absoluta!) y unas galletitas (que duraron un mordisco)


Otra linda imagen de Donato mirando el mundo a través de su ventana...despeinado y de entrecasa...


...y dándome una fracción de segundo para posar quieto y alardeando su belleza. Por supuesto fuera de foco...Como siempre me pasa cada vez que quiero capturar una pose suya en todo su esplendor. (Siempre me da nervios y el resultado es una foto con trepidación. ¡Ay, Doni!...)

Les envío un gran abrazo a todos, disfrutando de un jueves en casa y de compartir fotos domésticas. Son momentos familiares simples, con brillitos y desde casa, que huele a Navidad. Como en la tuya y en el mundo entero.






4 comentarios:

giozi dijo...

La foto de tu niña realmente es bonita.
Patricia qué bella es tu casa !!!!!!!!!!!

Mari Carmen Polo dijo...

Mirale qué bien posa tu Doni, ¡todo un señor! jajaja. Me encantan las fotos, Patricia, y la de tu hija es una preciosidad. Realmente muy bonitas. Me alegra que hayas tenido una linda Nochebuena y Navidad, Patricia, asi es como debería ser siempre.

Gracias por abrirnos las puertas de tu casa, que por lo que se ve ha de ser preciosa.

Un abrazo grande, amiga.

Papersome dijo...

Giovanna,
mi niña ya está grande y es la luz de mis ojos.
En cuanto a la casa...¡gracias! tiene una historia preciosa detrás. Algún día te contaré.
Un beso grande y ¡¡¡Feliz Año!!! Toda la felicidad para ti y tu preciosa familia!

Papersome dijo...

Mari, querida,
felizmente el día de Navidad estuvo lleno de sonrisas, como bien dices que debe ser...
¿Viste qué personaje, Doni? el ombligo del mundo!...está fascinado con sus chiches nuevos.
Las puertas de mi casa, ya te he dicho muchas veces...¡siempre están abiertas para ti! y no pierdo la esperanza que algún día te reciba.
Mil besos y abrazos, amiga!